Efectos fisiológicos: Aumento de la c apacidad de percepción de estímulos, al encontrarse en una situación de movimiento.
Efectos psíquicos: Estimula la atención, la concentración y la motivación. Aumenta el autoestima y de la seguridad en uno mismo.
Efectos físicos: El caballo transmite al jinete alrededor de 110 movimientos diferentes por minuto. La hipoterapia mejora la coordinación y el equilibrio.